Buceo y snorkel

Probar las claras aguas de este archipiélago es una experiencia verdaderamente inolvidable para quienes practican el buceo autónomo y para aquellos que disfrutan del snorkeling.

El Archipiélago, que se encuentra fuera del alcance de la corriente de Humbolt, es bañado por corrientes subantárticas y subtropicales, las que determinan una temperatura del agua que fluctúa según temporada y que en verano llega a 20 grados Celcius. Esta temperatura, agradable para bucear, permite la presencia de una gran biodiversidad de peces y un alto grado de especies endémicas, las que poseen un vínculo mayor con áreas polinésicas, atribuyendo su origen a lugares tan distantes como Nueva Zelanda, Australia y Hawaii.

El origen volcánico de este archipiélago, hace 5 millones de años, dio forma a un paisaje submarino de geografía muy peculiar. Bajos, acantilados, cuevas y grietas ofrecen características favorables para la vida de muchas especies: morenas, pulpos, langostas, jardines de anémonas y actinias de una gran variedad de colores habitan las formaciones rocosas de este fondo marino.


Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter